Escrito por el domingo 29 julio 2012

cuando las vacaciones no son industriales

Si escuchamos a nuestro cuerpo-mente-alma, probablemente nos pida al unisono un descanso, un recomponerse, una parada, un respiro, si continuamos escuchando sabremos porqué, sentiremos que estamos agotados de tanto esfuerzo estresado de exigencias y autoexigencias, de tanta saturación de información penetrante a las veces de miedos, incertidumbre y desesperanza… también de agresiones de ruidos, contaminación, aceleración y falta de espacio natural, suena un poco catastrófico pero así en mayor o menor medida estamos afectados, y necesitados de un contacto con nuestra madre naturaleza para que nos limpie y nutra por dentro y por fuera, mientras poco a poco nos recuerda cual es nuestra más verdadera y mejor esencia, recuperando algo de presencia ante el momento presente en forma de buen humor, o perdiéndonos en los sonidos, colores, olores, sensaciones, quizás llegue el momento de mirar aquello que sobrepasados en la vida rutinaria no tenemos narices de mirar-nos….

Si las vacaciones son o pueden ser algo sagrado para nosotros es nuestro periodo más íntimo. Por eso en Casa Rural AhORA sentimos vocación por conseguir contigo lo que tu ser completo necesita, atendiéndole con calidad y sencillez, pendientes de que los aposentos sean agradables y limpios, la comida de calidad real con disfrute pero que siente bien,   personas concienciadas y cualificadas que manejan técnicas de salud, que tienen efecto y sentido.. El ambiente de comprensión y animando al disfrute de esta impagable naturaleza que nos da tanto por tan poco, a veces solo hace falta un pasito mas allá del astío y nuestras autolimitaciones para que ese agua de este bendito río nos transforme y nos ponga como nuevos!.. o ya una vez algo recompuesto seamos capaces de explorar, bosques, valles y cañones, donde sentir que somos más y mejores, que lo que nuestra ajetreada vida de competencia hacia ninguna parte nos refleja, incluida la competitiva industria del turismo que sabiendo de tus necesidades básicas, las utiliza distrayéndote de tí mismo, atiborrándote a base de alimentos enlatados y otros, y frivolizando últimamente las técnicas de salud, mientras pone en movimiento a una legión de estresados trabajadores temporales que apenas nos pueden ver mas allá de formulismos:  sr, don, caballero, etc…, eso si a un precio competitivo… .,valga esta crítica no para destruirlos, más bien para que reflexionen y se sintonicen con las personas y sus necesidades reales.

No hay comentarios para la noticia “cuando las vacaciones no son industriales”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)