Escrito por el domingo 29 julio 2012

cuando las vacaciones no son industriales

Si escuchamos a nuestro cuerpo-mente-alma, probablemente nos pida al unisono un descanso, un recomponerse, una parada, un respiro, si continuamos escuchando sabremos porqué, sentiremos que estamos agotados de tanto esfuerzo estresado de exigencias y autoexigencias, de tanta saturación de información penetrante a las veces de miedos, incertidumbre y desesperanza… también de agresiones de ruidos, contaminación, aceleración y falta de espacio natural, suena un poco catastrófico pero así en mayor […]

Leer artículo completo »