Escrito por el domingo 19 octubre 2014

Las primeras setas de la temporada

Domingo a la tarde, los últimos rayos de este riquísimo sol de otoño nos invitan a adentrarnos en el bosque. Pronto descubrimos que se ha enverdecido muchísimo tras las lluvias, aunque eso ya lo intuíamos, ya que habíamos visto los mismos efectos en nuestra huerta. Lo que no podíamos imaginar es la exuberancia de setas con las que el bosque nos ha dado hoy la bienvenida. Apenas nos salimos de la pista forestal comenzamos a ver setas por todas partes. ¡Aquí! ¡Mira esta! ¡No, mira tu esta! El suelo es blando y mullido, nos encontramos un sotobosque limpio y repleto de veredas naturales que nos hacen el paseo muy agradable. Sorteamos claros y pequeños prados que realzan la majestuosidad de los alcornoques, aunque no tardamos en descubrir que es en las vaguadas y en las zonas más húmedas donde más se acumulan más setas. Unas cuantas yemas de huevo y unos cuantos boletus son nuestro botín. ¡Nada mal para media horita de paseo! Empujados por la falta de luz hemos tenido que volver rápido a casa, aunque el regreso tampoco ha estado exento de sorpresas. Ni más ni menos que seis ciervos se nos han cruzado en el camino, uno de los cuales dando un brinco espectacular desde lo alto de un talud. Definitivamente la vida ha regresado al bosque, si es que alguna vez se marchó.

Recogida de setas

No hay comentarios para la noticia “Las primeras setas de la temporada”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)