Escrito por el jueves 13 noviembre 2014

Orión está cerca, ¡y es un huevo!

Orión está tan cerca que hasta podemos distinguir claramente que un huevo ha eclosionado en su interior. Así puede verse en esta fotografía tomada por Stephane desde nuestra casa. No hay duda, Dios sí rompió huevos para hacer esta tortilla que es el universo. Aunque tal vez sólo quería freír un huevo. Y dado que las nebulosas parecen explicar el origen de todo, ya tenemos resuelto el dilema de si fue antes el huevo o la gallina. A menos que Dios tuviera gallinas, pero eso ya es mucho suponer ¿no? Para los que crean que nos excedemos con el símil del huevo, hay que recordar que para muchas tradiciones y cosmogonías antiguas como la órfica, el huevo cósmico o primordial estaba considerado como lo primero de la existencia, únicamente antecedido por Chronos, y es que el huevo es símbolo de la magia del útero materno, del recogimiento espiritual y la potencialidad infinita.

En la entrada anterior explicábamos cómo y por qué Stephane eligió nuestra casa para hacer fotografías al cielo. Hoy tenemos el placer de poder publicar esta foto realizada desde su “telescopo”. Para los curiosos, decir que en realidad se trata de una superposición de 110 fotografías disparadas en un sólo minuto que captan la luminosidad de la nebulosa de Orión, concretamente se trata de M42, una de las nebulosas más brillantes que existen y que puede ser observada a simple vista. Así que ya sabéis, si os apetecer ir a visitarla podéis recorrer 1.500 años-luz, o bien venir a Casa Rural Ahora (¡para que luego digáis que estamos lejos!). Gracias Stephane por compartir con nosotros esta maravilla del universo, que como bien sabemos te roba no pocas horas de sueño.

 

M42 1920p

Nube de Orión, fotografía de Stephane Kolijn

Palabras relacionadas:
No hay comentarios para la noticia “Orión está cerca, ¡y es un huevo!”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)